Jardín de escuela

Seguro que no hay nada más tranquilizador para unos niños que llegar a su escuela con un jardín que los motive, en lugar de sólo cemento y tiza. Aunque ellos no se den ni cuenta, eso debe ser inspirador.

Así encontré yo la escuelita José Rodríguez en la comunidad de Limones en el municipio Buey Arriba.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*